91 376 84 30 info@profesionales-asociados.com Consultores de empresa desde 1999.

El Protocolo de Deuda. Protección de los socios no involucrados en la gestión

El protocolo de deuda. Un herramienta útil para cualquier empresa

 

Protocolo de deuda

En la pequeña y mediana empresa y especialmente en la empresa familiar, se puede dar la circunstancia de que existan socios sin responsabilidades de gestión y por ello no plenamente conscientes de la situación real de endeudamiento de la empresa, aun pudiendo tener un patrimonio invertido que desean preservar y con el que cuentan para el futuro.

Por ello es conveniente delimitar, bien desde la constitución o en cualquier momento de la vida de la empresa, los niveles de endeudamiento máximo permitidos a los gestores. De esta manera quedarán dichos socios protegidos de situaciones de riesgo por excesos de deuda, ya que cualquier decisión de endeudamiento adicional al límite establecido deberá ser justificada y autorizada según se regule.

En realidad cualquier empresa, ya sea grande o pequeña, debería tener una visión clara de cuáles son sus límites y márgenes de seguridad razonables de endeudamiento. Los límites de deuda recomendables para cada caso concreto se pueden establecer combinando la aportación de un consultor o asesor financiero con los conocimientos de la gerencia.

Para lograr un buen resultado, es necesario analizar en profundidad, entre otros temas:  la variabilidad de las ventas y beneficios a lo largo del tiempo; la generación de flujo de caja libre; los instrumentos de deuda que se están utilizando habitualmente; el margen de seguridad que se desea establecer; la estructura de propiedad y los órganos de decisión; la estructura financiera que muestran otras empresas del sector competidoras y cualquier otra circunstancia que pueda ser relevante.

A continuación, se determinarán los niveles de endeudamiento mediante la elección de los ratios más apropiados a cada caso y sus límites correspondientes. Así un Director General sabrá que tiene libertad para asumir deuda dentro del nivel indicado por los ratios que sean elegidos. Es deseable establecer al mismo tiempo el procedimiento para autorizar la superación de los límites establecidos.

Lo anterior será documentado en un pacto entre socios o accionistas que podrá trasladarse a los estatutos y vinculará a los órganos de administración de la Compañía, lo que denominamos el “Protocolo de deuda”.

El Protocolo de Deuda es una herramienta imprescindible para cualquier empresa si desea vivir sin sobresaltos en largo plazo, y es un elemento adicional de protección para todos los socios pero sobre todo para aquellos que no están involucrados en la gestión de la empresa.

Desde GCD Profesionales Asociados, ayudamos a desarrollar e implantar el Protocolo de Deuda en cualquier empresa que lo desee. Puede solicitar más información a través de nuestros servicios de consultoría y asesoramiento empresarial.

Para saber más conozca nuestros servicios de Asesoramiento Financiero

GCD Profesionales Asociados,
consultores de empresas desde 1999

RSS

 
Comentarios

Interesante concepto el aquí tratado. La mayoría de las PYMES (y bastantes grandes empresas) no tienen en cuenta factores tan sencillos, pero al mismo tiempo tan importantes a la hora de crear una sociedad. Lo que denomináis “protocolo de deuda” puede ahorrar más de un disgusto especialmente al socio minoritario.

Dejar un comentario